masajes tantricosComo todos sabemos los masajes tantricos de sakura tienen multitud de propiedades y beneficios tanto psicológicos como fisiológicos. Hay varios tipos de masajes en función de las necesidades, carencias y gustos: sueco, terapia de puntos, erótico, deportivo, prenatal, de aromaterapia, con piedras calientes, reflexología, shiatsu, reductores, japoneses….

Muchos consideran que los masajes únicamente sirven para relajar, sin embargo hay variedad de propiedades en beneficio de nuestra salud: previene el estrés y la ansiedad, descontracturante, ayuda a combatir el insomnio, reactiva la circulación sanguínea, ayuda a eliminar toxinas…

Dependiendo del masaje podrás disfrutar de magnitud de beneficios. Uno de los masajes más desconocidos, al ser considerado tabú por muchos, es el tántrico. Este tipo de masajes pertenece a los eróticos. Se trata de un masaje sexual y espiritual, que tiene como finalidad despertar energías.

En el masaje tántrico el cuerpo se considera un templo sagrado y divino en el que se experimentan multitud de sensaciones. Hace más de 5.000 años se desarrolló esta táctica tradicional en la India.

Equilibrar y desbloquear energías físicas y psíquicas son el fundamento de esta táctica.

El masaje tántrico es un ritual en el que se comprenden los genitales masculinos (lingam) y los femeninos (ioni). El tantra tiene como objetivo el encuentro individual mediante la propia energía y el deseo sexual.

Considera que el sexo es el instrumento para llegar a la máxima perfección y al placer supremo.

Este tipo de masaje fortalece los vínculos con tu pareja y aumenta la autoestima. Para llegar a la máxima plenitud se deben romper las barreras, tabús, miedos y vergüenza. Este tipo de masajes no siempre buscan el orgasmo, también intentan despertar y activar las zonas erógenas más sensibles (y algunas de ellas desconocidas).

Antes de realizar el masaje al hombre es importante que éste haya meditado previamente. Debes crear un ambiente íntimo (velas, incienso, luz tenue, música…). Se deben aplicar caricias y masajes por todo el cuerpo (piernas, espalda, brazos, torso…) hasta llegar a la zona genital. Al llegar al lingam (zona genital masculina) se debe ir alternando la frecuencia y la intensidad.

El masaje tántrico hacia la mujer es un poco diferente al hombre. En este caso se busca más la liberación mental, por lo que se deberán realizar caricias por los muslos, abdomen y pecho. Se pueden emplear aceites y geles a la aplicación del masaje. Posteriormente se acarician los genitales femeninos con movimientos suaves.

Se trata de una técnica completamente enriquecedora que hace entender de forma diferente a la convencional la sexualidad. Encontrar el equilibrio mental y físico hasta lo más profundo es la finalidad esencial de los masajes tántricos. La liberación mental es un componente básico para poder gozar de la experiencia.

Los masajes tántricos dotan de un estado de placer físico y espiritual de gran intensidad, además de un gran bienestar. Aumentan el apetito sexual y nos aportan energía para el día a día. Crea un ambiente cómodo, tranquilo y relajado y a disfrutar. Una terapia de equilibrio y el desbloqueo de energías físicas y psíquicas.