La enfermedad de Alzheimer es la manera más común conocida de demencia, que afecta hasta al 70% de todas las personas que la padecen. Pero, ¿cuáles son las causas y los síntomas de esta enfermedad?, estas respuestas y más información referente, a continuación en este artículo.

Síntomas del Alzheimer, factores de riesgo

Es importante aclarar que esta enfermedad del Alzheimer no solo afecta a los adultos mayores, aunque el mayor factor de riesgo es la edad avanzada, con 1 de cada 4 personas mayores de 85 que la padecen. Pero el Alzheimer esporádico puede afectar a cualquier persona de cualquier edad.

Por su parte, la enfermedad de Alzheimer familiar es una enfermedad genética muy rara, con una edad de inicio en menores de 65 años. Pero, cuáles son los síntomas del Alzheimer.

En 1970 el Dr. Robert Katzman declaró que la “demencia senil” y la enfermedad de Alzheimer eran las mismas condiciones y  no una parte normal del envejecimiento.

Clases y síntomas del Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer puede ser esporádica o familiar, la esporádica puede afectar a los adultos a cualquier edad,  pero generalmente se presenta después de los 65 años y es la forma más común de la enfermedad de riesgo de demencia.

La familiar es una enfermedad genética muy rara, causada por una mutación en uno de varios genes. La presencia de genes mutados significa que la persona va a llegar a desarrollar la enfermedad de Alzheimer, por lo general en sus 40 o 50 años.

Para explicar los síntomas del Alzheimer, hay que volver a la década del 1900, cuando en el año 1911 el doctor Alois Alzheimer examinó el cerebro de una paciente después de su muerte. En el encontró disminución de la capa externa del cerebro o corteza de la región del cerebro involucrada en la memoria, el lenguaje y el juicio.

El llamado encogimiento del cerebro es causado por la muerte de las células cerebrales. El Dr. Alzheimer también encontró dos tipos de depósitos en el cerebro.

Un tipo fue encontrado fuera de las células de este, que se conocen como placas y el otro tipo de depósito se encuentran dentro de las células del cerebro conocidas como ovillos neurofibrilares. Estas placas perjudican la sinapsis así que las señales no pueden pasar entre las células cerebrales.

Como las células cerebrales mueren el cerebro se encoge, lo cual se puede detectar usando imágenes tales como las de resonancia magnética (MRI). Todos estos aspectos se reflejan en vida como síntomas del Alzheimer, y pueden ser evidenciados en la conducta demencial de la persona.

Los principales síntomas del Alzheimer

La parte externa del cerebro es generalmente la primera zona afectada por la enfermedad. Por lo tanto, la pérdida de memoria a corto plazo es uno de los primeros síntomas de la enfermedad de Alzheimer. Pero a medida que la enfermedad progresa a partes más profundas del cerebro, se pierde también la memoria a largo plazo.

La enfermedad también afecta a muchas de las otras funciones del cerebro y, en consecuencia, muchos otros síntomas del Alzheimer se reflejan en comportamiento perturbados. Los científicos están investigando lo que desencadena la formación de placas, ovillos y otros cambios químicos que dañan las células cerebrales en el Alzheimer.

Una variedad de posibles causas están siendo investigadas incluyendo factores del entorno, alteraciones bioquímicas y procesos inmunes. La causa puede variar de persona a persona y puede ser debido a uno o varios factores.

La primera etapa de los síntomas puede ser muy sutil. Sin embargo, a menudo comienza con lapsos de memoria y dificultad para encontrar las palabras adecuadas para los objetos cotidianos. Otros síntomas del Alzheimer pueden incluir:

  • Dificultades de memoria, persistentes y frecuentes, especialmente de los últimos acontecimientos.
  • La vaguedad en la conversación diaria
  • Pérdida aparente de entusiasmo por las actividades que antes disfrutaba.
  • Toman más tiempo para hacer las tareas de rutina
  • Olvidan personas conocidas o lugares
  • Incapacidad para procesar las preguntas e instrucciones
  • Deterioro de las habilidades sociales
  • Imprevisibilidad emocional

Vale la pena aclarar que síntomas del Alzheimer varían y la enfermedad avanza a un ritmo diferente según el individuo y las áreas del cerebro afectadas. Las habilidades de una persona pueden fluctuar de un día para otro, o incluso dentro de un día, cada vez peor en tiempos de estrés, fatiga o mala salud.

alzheimer demencia senil

En cuanto a la progresión de la enfermad, esta también varía de persona a persona. Sin embargo, conduce finalmente a completar la dependencia y finalmente la muerte, por lo general de otra enfermedad como la neumonía.

Una persona puede vivir entre 3 hasta 20 años con la enfermedad de Alzheimer, con un promedio de siete a diez años.

Luego de conocer los síntomas del Alzheimer es importante conocer el diagnóstico. Actualmente no existe una sola prueba para identificar la enfermedad. El diagnóstico se realiza sólo después de una consulta clínica cuidadosa. Este diagnóstico clínico puede incluir:

  • Una historia clínica detallada
  • Un examen físico y neurológico completo
  • Una prueba de la función intelectual
  • Evaluación psiquiátrica
  • Pruebas neuropsicológicas
  • Análisis de sangre y orina
  • Punción lumbar para las pruebas de líquido cefalorraquídeo
  • Imágenes médicas (MRI, PET)

Estas pruebas ayudarán a eliminar otras enfermedades con síntomas similares, tales como deficiencias nutricionales o depresión. Después de la eliminación de otras causas, el diagnóstico clínico de la enfermedad de Alzheimer se puede hacer con aproximadamente 80% a 90% de precisión si los síntomas y signos son apropiados.

El diagnóstico sólo se puede confirmar después de la muerte mediante un examen del tejido cerebral. Es importante contar con un diagnóstico temprano y preciso para determinar si una condición tratable distinta de la enfermedad de Alzheimer, está causando los síntomas.

Si se diagnostica la enfermedad de Alzheimer, se pueden discutir el tratamiento médico y otro tipo de asistencia. En la actualidad no existe una cura para la enfermedad.

Sin embargo, un grupo de medicamentos llamados colinérgicos parece estar proporcionando cierta mejoría temporal en el funcionamiento cognitivo para algunas personas con la enfermedad de Alzheimer moderada.

Las drogas también pueden ser prescritas para síntomas secundarios tales como inquietud o la depresión o para ayudar a la persona con demencia a dormir mejor.